Un nuevo Comienzo

Comenzar a escribir es complejo, todo aquel que alguna vez se enfrentó al vacío (e infinitud de posibilidades al mismo tiempo) sabe a qué me refiero; ahora transpolen esa misma acción a ser el re-comienzo de algo. Joder, la sola tarea de pensar en ello podría llenar de ansiedad a cualquiera. O sea, tengamos en cuenta que ese algo dicho así a la ligera puede sonar a cualquier cosa, algo menor, de medio pelo o un producto de los chinos (ruego a los dioses de los modismos que esto último aplique a todos lados, vamos, lo explico, por las dudas, un producto barato, de calidad inferior) pero no es así, para nada es el caso que me trae ahora a enfrentarme a tal abismo, ya que me dieron la tarea de re-comenzar con el blog de Seven Lairs.

Joder macho, tanta introducción para esto… y si no conozco qué es Seven Lairs, Seven Lairs… ¿se come? ¿Son tapas?

Vamos, no se hagan, si están aquí es porque algo conocen sobre qué es Seven Lairs.

Pero igual no teman, los que no hayan cachado –o no hayan disfrutado– el chascarrillo, mi tarea aquí es comentar qué es Seven Lairs y en segunda instancia, mas no una tarea menor, el porqué de un re-comienzo.

Un buen día cualquiera en el querido server

Partamos por definir Seven Lairs, créanme, nunca es tarea fácil definir algo, por eso quienes hacen los diccionarios son vistos casi como semidioses (bueno, no tanto en mi percepción, al menos en castellano, puesto que detesto bastante a los viejos con peluca –término despectivo que uso– para referirme a la R.A.E., en fin). Podemos comenzar diciendo que Seven Lairs nació, y tiene su base de operaciones, en Discord, plataforma de chat escrito y de voz, el cual tiene la finalidad de reunir a todos los roleros de habla hispana que pululen por el vasto globo; con sede en España, por cierto, pero, reiteramos, sus usuarios no se limitan a la península.

Aquí dejo el link, pero encarecidamente espero que el Master Web sepa cómo ponerlo como hipervínculo o algo así: https://discord.gg/5YKVZyf

Cabe aclarar que si vais buscando roña (jaa, notar el vais) este canal no es el indicado para vos. En el canal predomina la buena onda, el delirio (del bueno, delirio creativo y gratificante, no del patológico o del memero post millenial), charlas de todo tipo con consenso, rol, montones de partidas de rol de montones de sistemas distintos, incluso, dicen, ¡variantes dentro de los variados montones de sistemas!

Noten que es verdad lo de las muchas partidas, pero por favor obvien el hecho de que un servidor tenga silenciadas tantas… (y no sé de cómo se salvó Anima, créanme cuando les digo que no pasará mucho para que se coma su silenciar)

Pero ojo, que no se termina aquí la cosa.

¿Ah, no?

¡Nah!

Porque también hay: charlas de temas fuera del mundo del rol; un montón de delirantes para compartir un momento; redes, redes y más redes sociales (Twich, YouTube, Instagram, Twitter, Facebook… bueno Discord misma que cuenta como tal); premios y concursos, regulares y especiales; una escuelita de rol, tanto para master(es) como jugadores; y un montón de vainas más que instamos a que descubran.

Repetimos el link de Discord que es donde más activos estamos: https://discord.gg/5YKVZyf

Imagen de interludio, y de paso les mostramos el elegante logotipo de Seven Lairs, hacednos el favor de agregarlo manualmente a la lista de las muchas cosas además de rol de las que disponemos.

Ahora sí, pasemos al segundo elemento prometido a desarrollar: el porqué de un re-comienzo, para con el blog, creo que esto no se aclaró en un principio pero nunca es tarde y ahora es un buen comienzo.

Interludio de la segunda parte: para los que llegaron hasta aquí, muchas gracias, y prometemos que seremos breves, tan sólo quisiéramos creernos a nosotros mismos.

Como muchas cosas en la vida se aprende a base de prueba y error; ¿con esto queremos decir que nuestra primera venida blogueril fue un error? Nah, no es eso. Pero creemos que le faltó cariño y la personalidad del buen 7L (de ahora en más), parecía más bien una crisálida, o bueno, quizás, una oruga armando su crisálida, incompleto, pero en proceso de ser algo hermoso, y creemos decir sin riesgo a equivocarnos (o pecar de vanidad, que modestos siempre fuimos, como reza la cantora argentina de tango, Tita Merelo) que modestos siempre fuimos.

Sin mucho más, qué se puede agregar a lo ya dicho. Bueno, sí, brevemente mencionar que como siempre muchas ideas se pierden pero no por ello se mueren, mutan, como el mismo blog, tuve muchas ideas de cómo abordar este texto mientras volvía en bicicleta de madrugada, pero ya ven, ninguna de ellas está plasmada, pero es imposible que lleguen a saberlo, más que gracias, claro, a estas líneas, que ayudan a agregar un poco de luz, no muchas, a las sombras de la mente y sus insondables abismos… abismos tales como los de comenzar a abordar una idea en una hoja en blanco, pero para ello instamos a que retomen todo el texto del comienzo hasta re-llegar hasta aquí.

Nacho Salomón

Anuncios